martes, 12 de junio de 2012

Recuerdos del ayer, de Isao Takahata (1991)

Taeko es una chica de veintisiete años que pide un permiso laboral para disfrutar las vacaciones en el pueblo de su cuñada, lugar del que guarda entrañables recuerdos de infancia. En su estancia en ella y en la granja de sus familiares, la joven irá recordando momentos puntuales que le marcaron cuando era pequeña, a la vez que irá descubriendo qué es lo que quiere hacer con su vida profesional y personal. 

La película, de las más desconocidas para el público de los estudios Ghibli, resulta bastante atípica por su madurez y recreación de la realidad. Este drama adulto era el segundo largometraje que realizaba el director, Isao Takahata (socio de Hayao Miyakazi), después de la aclamada La tumba de las luciérnagas. 

Sin duda, se trata de una película que traslada al espectador al universo emocional de Taeko, que con sus diálogos y escenas tan cotidianas hacen que éste sienta una cierta empatía con la protagonista. Una reflexión sobre la vida, narrada con un ritmo tranquilo y alegre, y una música y paisajes preciosos. Una obra que los amantes del cine de animación, o del cine en general, no deberían dejar de ver. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada